Blogia
RENOVACIÓN DE TRABAJADORES SOCIALISTAS SIDERÚRGICOS

Techint cerró trato con Chávez por Sidor: US$ 1.650 millones

Techint cerró trato con Chávez por Sidor: US$ 1.650 millones

El grupo siderúrgico de capitales locales pretendía inicialmente US$ 3.600 millones.

Fuente: Clarín.com

Después de varios meses de negociaciones y portazos, se logró cerrar en Venezuela el trato por Sidor. Hugo Chávez acordó pagar US$ 1.650 millones por la parte que pertenecía a Techint de esa siderúrgica ubicada a orillas del Orinoco y una joya en la colección de empresas del grupo de capitales argentinos.

El hólding que tenía el 60% de Sidor se queda con un 10% del paquete, lo que le permite tener un miembro en la junta directiva, garantizar el abastecimiento de materias primas a sus otras dos firmas en Venezuela e impedir que un competidor se siente en la principal acería del Caribe.

Daniel Novegil, el alma de Ternium, el conglomerado que cobija a las empresas de acero plano de Techint, estuvo al frente del acuerdo y hoy firmará el convenio.

Curiosamente, este ejecutivo es quien se jugó por la presencia de Techint en Sidor, desde que la acería fue privatizada en 1998. Por entonces, Techint la adquirió con un pago de US$ 1.200 millones cash y asumió una deuda millonaria que casi pone en problemas a todo el grupo.

Novegil supo cultivar una especial relación con el presidente venezolano. Fue repetidas veces su cicerone en las giras de Chávez a la Argentina y se dice que podía entrar sin tocar la puerta al palacio presidencial de Miraflores.

Lo cierto es que Techint pretendía bastante más por su porción en Sidor. Al principio se habló de US$ 3.600 millones. Chávez contraofertó 800 millones y así se llegó al precio final de 1.650 millones de dólares.

En el acuerdo, Techint desiste de cualquier otro reclamo, como el de concurrir al tribunal arbitral del Banco Mundial, el CIADI.

Desde marzo último, cuando Chávez anunció la estatización de Sidor, hubo varios momentos en que la negociación pareció naufragar.

La última semana la presidenta Cristina Kirchner y Paolo Rocca, presidente y accionista de Techint, hablaron del tema en San Juan en la visita a la represa Caracoles, construida por el grupo.

Los empresarios nucleados en AEA, la Asociación Empresaria Argentina, pidieron públicamente el último abril al Gobierno argentino que intervenga ante Venezuela en defensa de Techint.

En el hólding de la familia Rocca Sidor jugó un papel central, ya que con 5 millones de las 12 millones de toneladas de acero por año que cosechan sus firmas de acero plano le permitió tallar en un negocio donde el volumen es esencial.

Sidor también posibilitó el ingreso al codiciado mercado estadounidense. Por otra parte, la planta de Sidor casi duplica el tamaño de la argentina Siderar y le permitió a Techint un salto sideral en el negocio de los aceros planos, que son los que se destinan a la industria automotriz, la construcción y los electrodomésticos, entre otros usos.

La acería venezolana reportaba, además, buenos resultados pese a los sinsabores. El año pasado ganó US$ 500 millones.

Pese a que Techint es un grupo que talla muy fuerte en el mercado mundial y canta una facturación de casi US$ 20.000 millones y un plantel de 51.600 empleados, el reemplazo de Sidor pinta problemático. En lo inmediato reforzarán su producción en la Argentina con una nueva ampliación de Siderar. También analizan una millonaria inversión en Brasil.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres