Blogia
RENOVACIÓN DE TRABAJADORES SOCIALISTAS SIDERÚRGICOS

La vida dedicada a la defensa de los derechos de los trabajadores y el combate por el socialismo

Unidad Socialista de Izquierda (USI)

Aunque demasiado jóvenes, ninguno sobrepasaba los 40 años, los camaradas Richard, Luis y Carlos dedicaron sus mejores años a la defensa de los derechos de los trabajadores.

Richard Gallardo, obrero textil en Maracay se hizo dirigente sindical en la empresa Flexilon. Allí, junto con Tito Vitoria y otros valiosos trabajadores, colocó su empeño en desterrar a la burocracia sindical adeco-copeyana y sus bandas armadas. Con la misma pasión que defendió los derechos de los trabajadores también se distinguió por promover la organización política de los trabajadores. Primero con el PST-la Chispa, posteriormente con el Partido Revolución y Socialismo y a mediados de este año, junto con Luis Hernández y Carlos Requena se pusieron al frente de la construcción del partido Unidad Socialista de Izquierda, logrando más de 8.000 firmas en todo el Estado Aragua para alcanzar su legalidad.

Estuvo en primera fila en la lucha contra el golpe fascista del 11 de abril de 2002 y todos los obreros lo recuerdan por la batalla incesante que desarrolló contra el nefasto paro-saboteo patronal de finales de ese mismo año. Combativo y radical, organizó una corriente sindical clasista en el Estado Aragua y fue de los mejores militantes por la construcción de la Unión Nacional de Trabajadores.

En el congreso constitutivo de la nueva central el 5 de abril de 2003, fue designado Coordinador Nacional. Luego se dio a la tarea de estructurar la federación regional, logrando ser la única de las federaciones regionales de la central que realizó dos congresos y un proceso electoral democrático, en el que fue elegido como Presidente de la federación por el voto de más de 10.000 trabajadores.

No existió conflicto sindical alguno en el Estado Aragua que no contara con la presencia solidaria y revolucionaria de Richard. Valiente y aguerrido como los mejores combatientes de la clase obrera, no se doblegó ante las constantes amenazas. Enfrentó a los patronos explotadores de las empresas existentes en el Estado y en muchas oportunidades se vio obligado a defenderse de los actos represivos desarrollados por la fuerza pública.

Richard estuvo el frente de los preparativos y realización del Paro Regional realizado en mayo de 2007 en el Estado Aragua, que reclamaba a los patronos y al gobierno el respeto a los derechos de los trabajadores y en especial en apoyo a los obreros de la empresa Sanitarios Maracay quienes habían tomado la empresa y la habían puesto a producir bajo su propio control, en la más desarrollada experiencia revolucionaria de los trabajadores venezolanos.

Luis Hernández, nacido en Villa de Cura, obrero de la multinacional Pepsi-Cola, fue artífice junto a Richard Gallardo de la construcción de la UNT en el Estado Aragua. Todos lo recordamos por la pasión solidaria con las luchas de los trabajadores. Siempre que hubo un conflicto, Luis Hernández llegaba encabezando una fuerte delegación de obreros de la Pepsi-Cola a expresar el apoyo a los trabajadores en lucha.

Durante el año 2003 dirigió junto con su camarada sindical Víctor Armas, la toma de la empresa Pepsi-Cola durante más de una semana, cuando los patronos de esta multinacional pretendía despedir a un grueso número de trabajadores. Las fotos de aquella heroica lucha recorrieron el mundo y son el mejor testimonio de la combatividad de Luis Hernández.

También se destacó como dirigente comunitario, tarea a la cual le dedicó sus mejores tiempos en el último periodo. Fue candidato a la alcaldía del municipio Zamora en el año 2004 obteniendo 1.500 votos. Nuevamente se postuló como candidato en las elecciones del pasado 23 de noviembre, obteniendo más de 4.000 votos, lo que refleja a las claras la enorme simpatía que el compañero tenía en este municipio.

Luis Hernández hacía parte del equipo fundador del partido Unidad Socialista de Izquierda y por su actividad había recibido muchas amenazas. En menos de dos años, Luis tuvo que asistir a los funerales de varios de sus más entrañables camaradas, entre ellos Luis Delgado, que fueron asesinados por sicarios al servicio de la burocracia sindical y los patronos.

Carlos Requena, el más joven de los tres, obrero de la empresa Produvisa, se proyectó como un dirigente nacional defensor del derecho a la salud de los trabajadores. A pesar de su corta experiencia, aprovechó todas las tribunas para expresar los atentados contra el medio ambiente laboral que desarrollan los capitalistas en su afán por sobre-explotar la fuerza de trabajo.

Impulsor de las coordinadoras regionales de salud y permanente promotor de la LOPCYMAT, que se había convertido en el eje de su trabajo sindical y político durante los dos últimos años. Su alegría era contagiosa. Recorrió todo el país asistiendo a los encuentros relacionados con la difusión de la lopcymat y en varias oportunidades encabezó luchas de protesta en empresas y oficinas de las Inspectoría del Trabajo reclamando respeto y cumplimiento de la normativa.

A pesar de su juventud, Carlos tenía un ferviente compromiso por la organización política de los trabajadores. Fue un elemento de vanguardia en la recolección de firmas para la legalización de la Unidad Socialista de Izquierda y con el orgullo que caracteriza a los obreros que se han liberado de la dominación ideológica de los patronos y los reformistas, siempre invitaba en cuanto evento participaba, a los trabajadores a que se unieran a la causa de la construcción del partido revolucionario de los trabajadores.

La muerte de nuestros camaradas, ordenada por patronos, sindicaleros, corruptos y mafias policiales, les sobrevino justamente en la noche de este jueves 27 de noviembre, horas después de que estuvieran al frente de la lucha de los trabajadores de la multinacional Alpina, ubicada en Villa de Cura. Allí, la patronal presionaba a los trabajadores para que renunciaran a la organización sindical y desconocieran a sus dirigentes legítimos. Al no lograr sus objetivos, se apoyó en la fuerza pública para desalojar a los trabajadores. Luis, Carlos y Richard movilizaron a los trabajadores e impidieron que la policía se inmiscuyera en un conflicto laboral cuya única competencia que le corresponde a los trabajadores, los patronos y el Ministerio del Trabajo.

El asesinato de nuestros tres camaradas deja un vacío imposible de llenar. Los tres eran parte de un equipo de luchadores construidos al fragor del combate anti-patronal, anti-imperialista y anti-burocrático. Esto lo sabían los autores intelectuales de este abominable criminen y por eso no dudaron en dar la orden para asesinarlos en forma cobarde.

A pesar del enorme vacío que dejan los camaradas, les decimos a sus asesinos que en el Estado Aragua quedan cientos, miles de trabajadores que fueron educados por la política y los métodos revolucionarios y socialistas de Richard, Luis y Carlos. Anunciamos que su muerte no ha sido en vano, porque en las empresas aragueñas y muchas de otros Estados que conocieron la mano solidaria de estos camaradas, existen obreros y obreras revolucionarias dispuestas a seguir jugándose la vida por la defensa de los trabajadores, la construcción del partido revolucionario y la lucha por alcanzar una sociedad socialista gobernada por los propios trabajadores y el pueblo.

A sus padres, esposas, hijos e hijas y demás familiares, la Unidad Socialista de Izquierda les extiende sus más sentidas condolencias. Los rodeamos de solidaridad y les acompañamos en estos difíciles momentos de intenso dolor. Sabemos que no hay consuelo posible, pero sepan que Luis, Richard y Carlos murieron por una causa digna. Pueden estar orgullosos de ellos, como lo estamos todos nosotros, porque tuvieron una vida ejemplar dedicada a erradicar esta maldita sociedad capitalista que nos oprime, nos explota y nos asesina.

Camaradas, hasta el socialismo siempre

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres